problemas-circulacion-verano-soria-fisioterapia (1)

¿Problemas de circulación en verano?: más comunes de lo que crees

Con la llegada de las altas temperaturas, es natural que nuestro cuerpo acumule líquido y nos sintamos incómodos o incluso notemos algunos dolores agudos en extremidades. Pues los problemas de circulación pueden resultar molestos o incluso peligrosos en algunos casos; algo que se puede solventar con la ayuda de la fisioterapia.

La fisioterapia ayuda a reactivar la circulación sanguínea y evita que estos problemas vayan a más.

Con el verano, se produce una vasodilatación venosa que dificulta el retorno sanguíneo. Para intentar resolver estos fenómenos fisiológicos y los síntomas derivados, la fisioterapia es clave.

Una buena dieta, ejercicio físico y fisioterapia

Además de las sesiones de fisioterapia, algunos consejos que podemos llevar a cabo para mejorar la circulación sanguínea son: seguir una dieta alimenticia rica en nutrientes y diuréticos como el melón, la sandia, la piña o la alcachofa; que permiten que nuestro cuerpo no retenga líquidos.  Otra serie de recomendaciones que podemos poner en práctica consisten en descansar con las piernas elevadas o en alto, realizar ejercicios de flexión de tobillos para permitir que la sangre se bombee, o realizar baños con agua fría.

Sin embargo, aunque podemos echar mano de estos consejos. En casos avanzados, necesitamos ayuda de un profesional que nos preste un tratamiento a medida. Los tratamientos que puede aplicar un fisioterapeuta son numerosos, entre los que encontramos:

  1. Crioterapia

 Consiste en la aplicación de frío con masajes de forma manual. Con este tratamiento se consigue un efecto destenso y relajante, lo que que contribuye a la reactivación de la circulación.

  1. Masaje circulatorio

Son masajes utilizados en fisioterapia en los que se van presionando y recorriendo las extremidades, de forma circular y siempre en dirección al centro del cuerpo. Con este tipo de masaje se moviliza la musculatura y se mejora la circulación.

  1. Drenaje linfático

Esta técnica nos permitirá activar el sistema linfático y favorecerá la eliminación de líquidos de deshecho que se encuentran almacenados en el organismo. 

  1. La presoterapia

Su objetivo es similar al del drenaje linfático, a excepción de que esta se realiza a través de una maquinaria especializada y no de manera manual como en el caso del drenaje linfático.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *