espalda sin cifosis, escoliosis y contracturas musculares

Que hacer si tu hijo tiene escoliosis

Muchas veces los padres acuden preocupados a la consulta de fisioterapia pidiendo ayuda para diagnosticar si su hijo presenta alguna deformidad vertebral como la hipercifosis dorsal o la escoliosis.

 

¿QUÉ ES LA ESCOLIOSIS Y COMO AFECTA A NUESTRA SALUD?

Según la AEP, ” la Escoliosis es una deformación de la columna que forma una curva en la que las vértebras se apartan del eje central. Las vértebras se desplazan hacia un lado y además giran o rotan.”  Formando una prominencia asimétrica a uno de los lados de la espalda que se hace especialmente visible al inclinar el tronco hacia delante.

Las curvas pueden encontrarse a nivel lumbar, torácico o más raramente a nivel cervical. O también pueden presentarse en varias de estas zonas a la vez.

Pueden existir dobles curvas que, al desarrollarse en sentido contrario, no alteran la verticalidad de la espalda y dificultan aún más su detección.

 

¿CUAL ES LA CAUSA Y A QUÉ EDAD APARECE?

En la gran mayoría de  los casos la causa es idiopática (desconocida). En otros casos menos frecuentes se origina por una patología neurológica, tumoral, infecciosa o está relacionada con algún síndrome.

En cuanto a la edad de aparición hay disparidad; pues algunos niños nacen con una malformación en las vértebras que provoca escoliosis (escoliosis congénita), mientras que en otros se diagnostica entre los 3 y 10 años o incluso en la pubertad.

 

¿CÓMO PODEMOS DIAGNOSTICARLA?

La primera prueba exploratoria excluyente a realizar es la inspección de la espalda en posición de bipedestación con los pies paralelos. Antes de todo esto comprobaremos si la longitud de ambas piernas es la misma; pues en caso de dismetría puede existir una desviación por acortamiento de uno de los miembros inferiores.

Una vez que se ha visto que ambas piernas son iguales, observaremos la altura de los hombros y buscaremos asimetrías entre ambos lados de la columna, buscando posibles prominencias.

La prueba que más relevancia clínica aporta es el test de Adams, ya que hace más evidente las prominencias. Consiste en realizar una flexión completa de tronco desde la posición de pie con los pies ligeramente separados. El niño va a tocar el suelo con las manos sin flexionar las rodillas.

Test diagnóstico de escoliosis
Como prueba confirmatoria se realiza una radiografía para comprobar si existe un componente de rotación de las vértebras añadido o no, y se cuantifica la curvatura mediante el ángulo de Cobb.

Se considera la existencia de escoliosis cuando el ángulo de la curva supera los 10 grados.

 

¿ CÓMO SE TRATA LA ESCOLIOSIS?

El tratamiento viene determinado por el ángulo de Cobb y la edad. Se opta por un tratamiento conservador con Corsé si la magnitud de la curva no es muy grande y si la detección es temprana y el niño todavía se encuentra en fase de desarrollo óseo. Con el corsé se consigue frenar la progresión de la desviación, pero no la corrección de la curva.

Ante curvas de gran magnitud y si el riesgo de progresión es elevado, se opta por el tratamiento quirúrgico.

El objetivo del tratamiento a parte de una cuestión estética, trata de evitar complicaciones en la edad adulta a causa de la reducción progresiva de espacio a la que se ven sometidos tanto el aparato respiratorio como cardiaco por la desviación que sufre toda la parrilla costal.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *