Bebé lactante

5 Consejos de Fisioterapia para evitar lesiones mientras cuidas a niños pequeños.

Es frecuente que aquellas personas que dedican gran parte de su día al cuidado de niños de entre 0 y 5 años, acudan a tratamiento de fisioterapia con malestar en la zona cervical y lumbar a causa de posiciones y gestos llevados a cabo de forma errónea.

Disfruta más de tus hijos siguiendo estos consejos de fisioterapia:

  1. Si se trata de un lactante, ya sea de pecho o de biberón, es fundamental que durante la alimentación del bebé adoptemos una buena postura, relajada y con la espalda apoyada por completo en el respaldo de una silla o sillón. Es importante que durante el tiempo que dura la toma, nuestros brazos estén relajados para no sobrecargar los trapecios y la musculatura cervical en general.
  2. Al agacharnos para coger al niño de la cuna o del suelo, deberemos evitar flexionar el tronco desde la cintura. Siempre trataremos de flexionar las rodillas a la vez que aproximamos al bebé hacia nuestro cuerpo; pues el costo energético y la fuerza que ejercemos sobre nuestro cuerpo es mucho menor así.
  3. Si se trata de un niño muy pequeño todavía, colocaremos el cambiador y la bañera a una altura adecuada y cómoda que evite tener que flexionar el tronco continuamente y mantener una postura muy forzada para nosotros.
  4. Cuando los niños ya son un poco más mayores y viajan en la parte posterior del coche, llevaremos cuidado a la hora de girarnos para recoger cosas del suelo o para atenderles. Pues con los giros de cabeza y cuello, pondremos en tensión todas las estructuras musculares y ligamentosas cervicales; siendo fácil de esta forma la aparición de lesiones a nivel de hombros y cuello.  
  5. Si vamos a hacer uso de la silla de paseo, intentaremos comprar una que se adapte lo máximo posible a la altura de nuestras caderas para evitar la flexión excesiva de tronco. Y si preferimos la mochilas de porteo, intentaremos siempre ajustar el peso lo máximo posible a nosotros, colocándola a la altura de nuestro ombligo para evitar la aparición de dolor lumbar.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *